28 de mayo de 2012

Entrevista Mikel Azparren

Entrevista con el Manager del Caja Rural, Mikel Azparren, en el Diario de Noticias de Guipuzcoa.

"Hoy en día, un proyecto como este es un lujo; somos unos auténticos privilegiados"

El donostiarra Mikel Azparren, director deportivo del Caja Rural, hace balance de la primera parte de la temporada, que está resultando muy exitosa para su equipo. A los cuatro triunfos logrados se les suma la confirmación de la participación en la próxima Vuelta a España.

DONOSTIA. La primera parte de la temporada ya se ha consumido...
Sí, casi al 100%. Nos quedan dos clásicas en Francia de categoría 1.1 en las que intentaremos hacerlo bien. Pero lo que viene ahora, principalmente, es un periodo más tranquilo. Los ciclistas tienen dos semanas de descanso, para empezar después los entrenamientos de calidad de cara a la segunda parte del año.
Afortunadamente, esa segunda mitad de la temporada tendrá un gran aliciente para ustedes, la participación en la Vuelta.
Pues sí. Para nosotros, correr pruebas como la Vuelta al País Vasco, o ganar etapas en Castilla y León, Noruega o el Circuito de Lorraine ha sido muy importante. Pero también es cierto que el aliciente gordo viene ahora con, como dices, nuestra participación en la Vuelta a España.
Han logrado cuatro victorias. ¿El balance es positivo, no?
Sí. Soñábamos con un par de ellas en esta primera parte de la temporada, en el circuito europeo. Pero al final hemos logrado cuatro, dos de ellas importantes, en la Vuelta a Castilla y León con Cardoso y Yelko Gómez. Luego han venido las de Piedra en Noruega y la de Lesca en Lorraine, que también han sido importante por nosotros, sobre todo porque se trata de los dos fichajes que hemos hecho, y ambos han respondido. Antonio es veterano y sabemos que puede estar ahí. Y Francesco es una apuesta de futuro que ya ha demostrado que tiene maneras. Además, el triunfo de Yelco en Castilla y León habla de nuestro trabajo con la cantera.
Pero los triunfos tardaron en venir. ¿Se llegaron a poner nerviosos?
El trabajo siempre ha sido bueno. Pero en esto es como en todo. Si ese trabajo no se refleja en algo... Y cuando hay una victoria es cuando esa labor luce de alguna manera. Pero ya te digo que nosotros estábamos trabajando bien. Hicimos buenos papeles en Catalunya y País Vasco, estando presentes en las fugas todos los días. Y al final han llegado los frutos con las victorias, y también con nuestras actuaciones en Asturias o en Madrid, con el segundo puesto de David de la Cruz.
¿Han echado de menos un buen puesto en alguna clasificación general?
Sinceramente, no. Por ejemplo, sabemos que David de la Fuente, por la forma que correr que tiene, y por cómo ha preparado la temporada, está más enfocado a la segunda parte del año. Es un corredor que en la primera mitad de la campaña suele sufrir con problemas asmáticos y alergias. Pero a partir de ahora creemos que nos puede dar buenos resultados.
¿Y Hernani Brocco y André Cardoso?
Hernani ha estado a un nivel bueno. No muy bueno, pero sí bueno. Y de Cardoso creo que al principio esperábamos un poco más. Sin embargo, estuvo solo a un nivel aceptable. Ahora al final lo ha ido mejorando. Creo que la valoración sería esa.
Con todos esos resultados y esas actuaciones que ha comentado, llegaron en abril los días previos a que la Vuelta anunciara sus invitaciones. ¿Cómo los afrontaron?
Con ilusión y con expectativas, porque la rumorología decía que este año seguro que sí. Las conversaciones que habíamos mantenido con Unipublic habían sido muy favorables, y Javier Guillén, el director de la Vuelta, comentaba que este año lo teníamos más fácil, pero nada estaba confirmado. Cuando llegó la invitación nos llevamos una alegría.
"Soñábamos con un par de victorias en el circuito europeo, y han llegado dos más en Castilla y León"
"Si en lo deportivo era importante correr la Vuelta, también lo es para nuestro patrocinador"
"Con humildad
En el Giro se han 'cargado' al Acqua & Sapone para invitar a un conjunto alemán...
Es que claro, tú sales del estado español y te das cuenta de que hay mucha calidad en los equipos continentales. En Italia, Inglaterra... Son equipos buenos, y competir con esa gente siempre resulta complicado. Es cierto que en el Europa Tour estamos muy bien clasificados, y eso también habrá sido importante.
Le hablaba del Acqua & Sapone. ¿Se acordaron también del caso del Kaiku, que nunca llegó a participar en la Vuelta?
Bueno, yo no me comparo con nadie. El Kaiku tuvo su época y sus circunstancias. En su día hubo más equipos como ellos que nacieron y que se terminaron, mientras que en este caso creo que estamos ante un proyecto de futuro bien consolidado. Pero, bueno, el miedo siempre lo tienes ahí siempre.
Ya han demostrado este mismo año que pueden dar guerra en carreras del Pro Tour.
Sí, y la idea en la Vuelta será esa misma, dar guerra. Nosotros tenemos que ser realistas con la plantilla que tenemos y el presupuesto que manejamos. Con humildad y trabajo, lucharemos para estar presentes en las fugas y a ver si soñamos con alguna etapa, o peleamos por alguna clasificación menor. La semana pasada en Noruega, por ejemplo, Cardoso ganó la montaña. Esos van a ser nuestros objetivos.
¿El recorrido lo tendrá más que visto, no?
Sí. Me parece una Vuelta dura, y desde el inicio. La afrontaremos con ilusión. A ver cómo van pasando los días.
¿Hasta qué punto las zonas que recorrerá el trazado multiplicaban la importancia de participar en la Vuelta para Caja Rural?
Eso ha influido mucho en nuestros intereses. Porque si para nosotros, en lo deportivo, es importante correr la Vuelta, para el patrocinador también lo es que participemos. Y mucho. Caja Rural está presente en todo el estado, pero uno de sus principales ámbitos de acción es la zona norte, con Navarra, País Vasco... Y por aquí hay hasta seis etapas.
¿La salud del proyecto es buena?
Sí, muy buena, y con perspectivas de futuro. Caja Rural garantiza el patrocinio durante tres años, y nosotros tenemos ciclistas firmados para esas tres temporadas, como el propio Francesco Lesca del que hablábamos antes. Claro, tú no te puedes lanzar a la aventura de fichar ciclistas con contratos de tres años si no tienes el respaldo de un espónsor. Esto te da muchas garantías.
Encontrar algo así hoy en día en el pelotón...
(Interrumpe) Es un lujo. Nosotros nos consideramos unos privilegiados, tal y como está hoy en día el panorama estatal. Hay dos equipos ProTour como Movistar y Euskaltel, y luego dos continentales profesionales como Andalucía y nosotros. Que tengamos tres años de patrocinio asegurado es muy importante.
Para terminar. ¿Va a dar guerra este año en la Quebrantahuesos?
¿En la Quebranta? Pues no sé. He hecho lo que el tiempo me ha dejado. Tengo que reconocer que, durante estos últimos dos meses, he tenido que sacar tiempo de debajo de las piedras y algo he entrenado. Daré el máximo, y luego ya me pondrá en su sitio la carretera. Pero iré sobre todo a disfrutar, porque para mí la Quebrantahuesos es una fiesta.